Brisas del Lago a punto de ser una isla en Maracay por la crecida del lago de Valencia

Brisas del Lago a punto de ser una isla en Maracay por la crecida del lago de Valencia

 

 

 

En el sector Brisas del Lago, al sur de Maracay, la creciente expansión del lago de Valencia, también conocido como “Los Tacariguas”, está dejando a su paso calles inhabitables, casas sumergidas y familias desplazadas.

Corresponsalía lapatilla.com

En este sentido, la comunidad afectada por la constante pérdida de terreno, señala al régimen de Nicolás Maduro y autoridades regionales como responsable de no abordar de manera efectiva esta problemática que persiste con el pasar de los años.

Jonathan González, residente de la comunidad, expresó su desesperación por ver cómo la crecida del lago -alimentada por los ríos y quebradas de Valencia y Maracay- se ha ido “comiendo” diversas calles de este populoso sector.

“Es desesperante ver cómo el lago se ha comido nuestras calles. Parece que estamos destinados a vivir en palafitos porque no tenemos a dónde ir. Los famosos refugios del gobierno es impensable”, indicó.

Brisas del Lago a punto de ser una isla en Maracay por la crecida del lago de Valencia

 

 

 

Asimismo, señaló que las anegaciones que han acabado con el hogar de muchos maracayeros podrían haberse evitado con acciones adecuadas a lo largo de los años.

“La solución implica crear una planta de tratamiento, desviar las quebradas y ríos; hay muchas cosas que podrían haber hecho, pero terminan optando por soluciones ineficaces, como colocar bombas de achique que resultan ser solo pañitos de agua”, denunció González.

Destacó que cada inundación no solo representa la pérdida física de bienes e inmuebles, sino también la proliferación de enfermedades, la disolución de la estabilidad y la seguridad, así como de la calidad de vida de las familias afectadas.

La persistencia de esta crisis exige respuestas concretas por parte del gobierno municipal, regional y nacional, con la implementación de medidas preventivas para evitar más desplazamientos y preservar la integridad de las comunidades que luchan contra las crecientes aguas del Lago de Valencia.