Presionan a fundación Acción Voluntaria de Hospitales a que comparta su sede

Gobernación de Bolívar obliga a una fundación a que comparta su sede en Ciudad Guayana

 

 

 

 

La fundación Acción Voluntaria de Hospitales tiene como objetivo prestar ayuda a los pacientes recluidos en centros asistenciales.

Pableysa Ostos // Corresponsalía lapatilla.com

La institución funciona a nivel nacional, y en Caracas está la sede principal con más de 60 años funcionando. En el caso de Ciudad Guayana tiene 59 años.

En la región, sus inicios no han sido fáciles. El terreno donde construyeron la sede fue donado por la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

“La construimos a punta de bingos, rifas, recolecciones, donativos. Toda la casa la hemos hecho nosotros y ese es nuestro hogar, como lo llamamos nosotros”, relató un representante de la fundación.

Sumó que en la sede también dictan talleres de motivación para las voluntarias y público en general. Preparan desayunos que llevan al Hospital Uyapar en Puerto Ordaz, realizan misas, reuniones, entre otras actividades.

De igual forma cuenta con una oficina y desarrollan la actividad del ‘ropero’ en la cual venden ropa en buenas condiciones a menos de 5 dólares, con la finalidad de recaudar fondos para el mantenimiento y la comida que llevan al hospital.

Actualmente tienen 22 voluntarias. La sede queda a pocos metros del hospital, lo cual les permite “ir a darle acompañamiento espiritual al paciente, al familiar del paciente, acompañarlo, a leerle cuentos a los niñitos, ese tipo de actividad”, detalló la vocera.

Sede prestada

Durante la pandemia, específicamente en el gobierno de Justo Noguera Prieti, la Fundación Armonía les pidió la sede prestada, porque la necesitaban para los pacientes en cuarentena por Covid.

“La solicitud de préstamo es un eufemismo, porque nos dijeron tienes medio día para desocupar la casa”.

“A pesar de que el abogado nos redactó documentos donde dice en qué condiciones se recibió y en qué condiciones nos las van a entregar, después de dos años ni siquiera nos las entregaron ellos, nos las dejaron con un vecino las llaves. Lo que recibimos fue un rancho, o sea, ahí estaba gente, bueno, que manipuló, rompió, destruyó, saqueó esa sede. Nos las entregaron el primer trimestre del año pasado. Tenemos todo el año pasado y lo que va de este año recuperándola de nuestro bolsillo, con nuestros familiares, recogiendo plata, yendo a las ferreterías para que nos donen pintura, conseguimos una platica, la ponemos y ya está casi lista. Está casi lista, igual la usamos muchísimo”, agregó la mujer.

Obstáculo

Pero ahora se enfrentan a una nueva situación: la gobernación del estado Bolívar, dirigida por oficialista Ángel Marcano, está alegando que “ese espacio es suficientemente grande y que lo pueden compartir con ellos.

“Entonces ellos quieren trabajar con 60 mujeres. Ellos quieren nuestro corredor, que es por donde entramos, donde están las fotos ahí que están las misas, donde hacemos los talleres y todas esas cosas. Ellos quieren eso para la sala de espera. Y un salón que tenemos atrás, que no está habilitado ahorita, porque es de las cosas que nos falta por recuperar, pero ahí tenemos todas las cosas de Guaiparo, porque ya nuestra oficina de Guaiparo en la cuarentena nos las pidieron”.

La fundación también tenía una oficina en el hospital de Guaiparo, en San Félix.

“Ellos vieron que como no estábamos usando ese salón, ese podía ser para la consulta. La sede no es tan grande, entonces nos queda la oficina de coordinación y el ropero, la cocina y los baños en común. Nosotros vamos, llegamos a las 8:00 de la mañana y nos vamos a las 12:00 del mediodía, ¿quién va a cuidar la sede en la tarde? ¿Les vamos a dejar la llave? Nosotros vamos cuatro al día. Ellos son 60 pacientes más el personal. O sea, prácticamente nos están quitando el espacio. Y ellos tienen espacio suficiente, porque ahí tienen todas las áreas de Covid desocupadas, que además tiene comunicación con Mundo de Sonrisa y con el hospital”, cuestionaron los afectados.

Comentan que tras lo sucedido durante el gobierno de Noguera, ellas alegaron las condiciones en las que les dejaron su sede, y la respuesta que recibieron es “que esa es otra administración. Para mí es la misma, es el gobierno”.

Seguirán la lucha

Admiten que su única herramienta para luchar contra ellos es hacer ruido. “No sé dónde vamos a conseguir plata, pero de que hacemos una pancarta en la puerta para decir que no nos la quiten, porque de resto nos pueden decir como la otra vez. Bueno, la abogada medio nos los insinuó, que eso no era una petición en realidad, porque fueron con un abogado, la asistente de la comandante suprema, primera comandante, y la secretaria y un abogado”.

Sumaron que de ser necesario, tomarán las calles para que su petición sea escuchada y sobre todo su sede sea respetada.

Mientras tanto, la situación está siendo discutida con la junta directiva y el presidente de la fundación, quien respalda completamente al equipo que está en Ciudad Guayana.

El equipo reporteril de La Patilla intentó contactar a representantes de la Fundación Armonía, pero no se logró conversar con ellos.