El artículo de opinión urgente: corrimiento al azul, por David Mendoza

El rápido corrimiento al rojo (lo que se aleja) del acontecer cotidiano, en una sucesión aparentemente caótica de fenómenos que componen cada realidad, demanda del “opinador de oficio” o mejor dicho (porque nadie me paga ni me financia: lo hago gratiñán) del “opinador de pasatiempo” u “opinador ocioso”, quizá hasta “inoficioso”, una habilidad extrema en determinar los elementos más relevantes de tales fenómenos, y tener una visión capaz de ver casi simultáneamente el corrimiento al azul (lo que se acerca) de las consecuencias de tales fenómenos (en nuestro caso, no en materia astronómica sino política y social). Y como si fuera poco, condicionado por el efímero interés de lo corriente, de lo actual, dada la cada vez más rápida sucesión de hechos. 

De tal manera, que el opinador ha de ser capaz de ordenar tales fenómenos y sus consecuencias de forma más o menos coherente, para hacerse de la sensación y transmitirla a sus lectores, de que la realidad es ordenada y planificada minuciosamente por la mente de excelsos ricos y políticos globalistas, sectas religiosas y financieras, malhechores de la más profunda e inmunda ralea, la obra de un Dios misterioso o juguetón, el sin sentido ni destino del regalo divino de la libertad y el libre albedrío, el destino manifiesto que convierte a unos en elegidos y a otros en marginados, la lucha eterna de las clases sociales producto de la explotación del hombre, el medio ambiente, la jerarquización social del trabajo y la posesión de los medios de producción, la inventiva y la disrupción producto de la destrucción creativa de Schumpeter, la geopolítica mundial, la fricción entre la dictadura y la democracia, la pugna oriente – occidente y pare uno de contar. 

En consecuencia, el opinador debe hacerlo con habilidad de artesano, rápidamente y bajo premisas, de las cuales menciono algunas:

1- El interés sobre el hecho en sí se va perdiendo cada vez más rápidamente.

2. La opinión debe crear valor más allá de lo circunstancial para que sea útil realmente, y no sólo opinión de tontos borrachos de esquina (aclaro que muchos de los más grandes sabios del mundo han vomitado su saber en esquinas, alcoholizados hasta el más profundo temblor. Sabios borrachos de esquina mis mayores respetos. A los borrachos tontos: ¡salud!).

3- La opinión está basada en información limitada y circunstancias cambiantes, y por tanto, corre el riesgo de tener que ser tragada por el opinador en el futuro. Los opinadores nos comemos a menudo nuestras propias palabras. Hay algunos que han ganado bastante masa corpórea de tanto tragarse lo que dicen. Otros menos responsables, expelen su opinión como si fuera un gas dentro de un ascensor y luego se hacen los locos como si algún otro fuera a responsabilizarse. 

4- Hay asuntos que tienen una urgencia muy especial, ya sea por la sensibilidad del área en la cual de desarrollan, la situación que plantean, la magnitud y el alcance del peligro o la oportunidad que representan, o la situación que muestran, entre otras. A este tipo de asuntos va dirigido “El Artículo Urgente” (concepto que baso en aquel acuñado por la trova cubana: “La canción urgente”). 

Es duro el asunto de opinar con criterio

Es un oficio como cualquier otro. Sin embargo, aquellos que amamos involucrarnos en asuntos de interés, es recomendable que seamos responsables con lo que decimos, y así crear valor para quien se toma el trabajo de leernos. 

¿Y qué es lo que quieres decir con tanta urgencia?

La rendición de cuentas de Maduro ante la Asamblea Nacional me obliga a realizarle algunas afirmaciones:

1- La revolución bolivariana llega al poder a través de Hugo Chávez porque las instituciones de la Cuarta República funcionaron: garantizaron elecciones justas y declararon ganador al ganador (no hubo fraude electoral, tampoco golpe de estado). Por tanto, llega al poder de forma democrática como resultado de la institucionalidad. Cabe resaltar los modales de la democracia de aquel entonces: el presidente saliente le coloca la banda presidencial al presidente entrante. Esto no ha ocurrido así en países como EEUU y Brasil en sus últimas tomas de posesión presidencial, por ejemplo: intentos de golpes de estado.  

 2- El origen de la revolución bolivariana no es democrático. Nace en los cuarteles, hedionda a pólvora disparada contra compatriotas. Y de ñapa, para deponer a un presidente electo democráticamente como lo fue Carlos Andrés Pérez.

3- De la primera hora y media de su discurso de Memoria y Cuenta 2022, es lo único que se puede decir, lo demás fue puro y absoluto gamelote.  

4- El mayor logro económico que mostró usted señor Maduro en su insulsa y fatua perorata, fue el 3% de desabastecimiento o 97% de abastecimiento: “el más alto alcanzado en los últimos 15 años” señaló. De tal manera, que utilizó como fecha pivote o base el año 2008. Ese año el país tenía un consumo de aproximadamente 4 veces lo que representa hoy.  Esto significa, que el abastecimiento de hoy equivale al 25% del abastecimiento de 2008. Parece que están fallando las matemáticas señor Maduro; por eso son importantes los maestros a los cuales su gobierno sistemáticamente ha desdeñado y empobrecido. En todo caso, el logro no fue aumentar la producción y disposición de bienes y servicios en la economía venezolana, sino más bien disminuir el consumo del venezolano a través de un profundo empobrecimiento, hasta llevarlo a consumir 75% menos de lo que lo hacía. Este es el gran logro económico mostrado por su gestión, y haber sobrevivido su mandato con tan destructiva y corrupta gestión económica, su logro político. 

5- Según usted señor Maduro, las sanciones son las únicas culpables de la situación del país (repito no estar de acuerdo con las sanciones). Aquí nadie se robó nada, todo se ha manejado como es debido, no hay enjuiciamientos (internacionales y no nacionales – una vergüenza: incluso su gobierno se empecina en defender a uno de ellos como es el caso del señor Alex Saab) por corrupción a funcionarios, empresarios y demás personas asociadas a este ciclo político de más de 20 años por miles de millones de dólares. No hay obras inconclusas, sin responsables ni acusados por corrupción. Nada. Un gobierno lleno hasta la saciedad de buenas prácticas y amor por el país, un pueblo inconforme y mal agradecido y una oposición apátrida, corrupta y sin palabra. Es muy difícil sostener tamaña estupidez.  

6- Rostro de ganador auto glorificado: mostrarse con el rostro de ganador en medio de la situación actual es una reverenda estupidez. Debió presentarse con humildad  a ofrecer correctivos y disposición a negociar y a resolver la situación política de forma inmediata. Es muy probable que en las aún hipotéticas elecciones presidenciales 2024, veamos un corrimiento al azul del gobierno. No creo que de forma textual, vendrá en algún otro color quizá pero adiós al corrimiento al rojo. En la próxima entrega las recomendaciones en materia de política económica. 

¡Maestros y trabajadores a mantenerse peleando por sus derechos!

Sé de mis primeros suscriptores en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=U84G1ggt39s

Nuestros libros 

El Poder Creador del Ser. Un Enfoque Ontológico de la Felicidad. https://a.co/d/iB2eVzU 

Todo son los pájaros 

https://www.amazon.com/dp/B0B4Y7WR5Z/ref=cm_sw_r_awdo_ZDKQ79WJ0VGZMYY3FT1R

Nuestros cursos 

https://www.udemy.com/course/gerencia-estrategica-e-ingenieria-de-negocios/ https://www.udemy.com/course/estrategias-de-negociacion-y-persuasion/ 

“In house” para empresas instagram:@termometro.economico.