San Fernando de Apure, convertido en un nido de zamuros ante la ineficiencia chavista en el aseo urbano

Los zamuros “hacen fiesta” entre el basurero en que han convertido a San Fernando de Apure tras años de desidia chavista

La proliferación de zamuros en San Fernando de Apure es una muestra de la desidia del desgobierno de la alcaldía de la capital apureña, la cual ha estado ocupada por el chavismo durante dos décadas. El pésimo manejo de las políticas públicas en materia de aseo urbano, ha hundido a la urbe llanera en un asqueroso basurero, convirtiéndose esta situación en un grave problema de salud pública.

María Eugenia Díaz // Corresponsalía lapatilla.com

Se pudo conocer que la alcaldía chavista de San Fernando posee dos compactadoras de desechos sólidos, pero solo está operativa una sola.

La denuncia fue difundida a través del artículo “El zamuro, nuestro servidor público”, escrito por el ingeniero de recursos naturales renovables, Aarner Cedeño Rivas, coordinador de Creemos Alianza Ciudadana Apure, organización del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB)

Cedeño dejó claro que la presencia de los zamuros se debe a la deficiencia en el manejo de la basura, compuesta, entre otros desechos, por materia orgánica en descomposición. “El aspecto de manejo de desechos sólidos, trasciende a la complejidad de la vida cotidiana de los ciudadanos. En este sentido, es importante que nosotros como ciudadanos comprendamos el origen y las causas que permiten la presencia de zamuros en casi toda la ciudad, sobre todo en sectores de mayor circulación ciudadana o de más concurrencia”, expresó el ingeniero.

A juicio, el zamuro cumple las funciones de servidor público natural, por cuanto considera que estas aves “reciclan” gran parte de los desechos sólidos, dejados en las calles por los habitantes de San Fernando, tras las fallas del servicio de aseo urbano.

El columnista considera a los zamuros como una especie de aves rapaces, feas, peladas, con apariencia no muy estética, amantes de la carne muerta que, de alguna manera, está presente en un pequeño porcentaje en los desechos sólidos.

“No son animales muy carismáticos, pero cumplen un rol esencial, aunque poco reconocido, en el ecosistema. El rol de los zamuros es que forman parte de la primera línea de defensa sanitaria en los ecosistemas y centros poblados por humanos. Es un reciclador de materia orgánica proveniente de animales muertos y especies pequeñas vivas, en caso de escasez de carroña. Estas pequeñas especies, en la mayoría de los casos, son vectores epidémicos como ratones, perros y gatos enfermos”, precisó.

Alertó que si a largo plazo aumenta la población de zamuros en San Fernando, al cabo de un periodo se pueden convertir en un factor entorpecedor en los tendidos eléctricos y en la circulación de vehículos en las vías públicas.

Pidió a la ciudadanía comprender la presencia de estas aves de carroña. Además, insistió que es necesario reflexionar y redireccionar las emociones negativas hacia los verdaderos responsables de la desidia urbana.