¡Toma nota! Lo que debes tener en cuenta si entraste a EEUU por causa de asilo

Cortesía

 

El proceso para pedir asilo en Estados Unidos es complejo y fue modificado el 31 de mayo para hacerlo más rápido. Pero cada día miles de indocumentados llegan a la frontera sur en busca de la protección del gobierno. Lo que pocos saben es que el gobierno solo otorga aquellos beneficios legalmente disponibles autorizados por el Congreso y siempre y cuando hay una causa probable.

Por Univision

“El gobierno federal no está obligado a alojar a un inmigrante que viene en busca de asilo”, advierte Juan José Gutiérrez, director de la organización Derechos Plenos para los Inmigrantes en Los Ángeles, California. “Y tampoco la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP). Sólo le entrega información, tal como el permiso de entrada (Formulario I-220A) y algunas veces una Notificación de Comparecencia (NTA)”.

Sólo hasta el día en que el inmigrante se presente ante un juez de inmigración es donde el extranjero podrá pedir asilo. “Y conocerá a qué beneficios puede acceder y cuándo, entre ellos un permiso de trabajo (EAD)”, precisa Gutiérrez.

Protocolo vigente

A partir del 31 de mayo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) activó un nuevo protocolo en la frontera con México. Hasta antes de esa fecha, eran los jueces de inmigración los únicos quienes decidían si otorgaban o no un caso de asilo. Pero después de esa fecha el gobierno otorgó poderes temporales discrecionales a los agentes de asilo de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) para conceder el beneficio y referir a la corte los casos que fueran negados.

Lea más en Univision