Sebin, Dgcim y Faes aterrorizan a guariqueños con ejecuciones extrajudiciales durante operativos de seguridad

Foto Cortesía

 

Los operativos de seguridad que han encabezado organismos como el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) o las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la PNB a lo largo del país, han sido cuestionadas desde la implementación en años anteriores cuando las famosas OLP (Operación de Liberación del Pueblo), hasta la Operación Trueno III, desplegada recientemente en el estado Guárico.

Por Corresponsalía La Patilla

Esta última trajo consigo numerosas denuncias por parte de personas que sufrieron la pérdida de algún familiar, pues las ejecuciones extrajudiciales siguen siendo el procedimiento aplicado por los uniformados, tal como lo hicieron en la Operación Trueno I y la Operación Trueno II.

Ciudadanos que no quisieron identificarse por temor a represalias, informaron que sus seres queridos asesinados en los municipios José Tadeo Monagas, José Félix Ribas y Leonardo Infante, no formaban parte del “Tren del Llano”, una megabanda que ha continuado delinquiendo impunemente, a pesar de los esfuerzos del régimen de Nicolás Maduro para su desarticulación.

“Entran a las casas sin tener una orden, revisan toda la vivienda, así como los teléfonos celulares. Si hay personas con antecedentes penales, estén o no vinculadas con la banda, los ajustician. A todos los están vinculando con la banda y eso no es así. Los funcionarios actúan y luego averiguan. Vienen es a matar”, señalan los afectados.

A su vez, reina el abuso de poder, los allanamientos sin órdenes judiciales o las detenciones arbitrarias, mientras los familiares deben mantener sus bocas cerradas para no formar parte también de las cifras rojas.

“Están sin escapatoria. Cuando uno sale a comprar, los ve montados en los patios, dentro de las casas. Hace poco revisaron las casas y mataron a dos. Nadie denuncia, porque no saben qué hacer. Estoy nervioso por mis hijos. Uno está en Tucupido (municipio Ribas) y no puede salir. Los teléfonos los revisan”, contó un habitante de la capital de la jurisdicción de El Socorro.

Cabe destacar que estas denuncias fueron corroboradas por la Organización de Familiares de Víctimas de Ejecuciones Extrajudiciales (Orfavideh), la cual recordó que existen madres sufriendo por los crímenes que comenten estos organismos del terror como el Sebin, la Dgcim o las Faes, que toman la justicia por sus propias manos.