Ecocidio del régimen de Maduro mata lentamente a la cuenca alta del río Tocuyo

 

Desde hace cinco años, en la cuenca alta del río Tocuyo, Morán, un grupo de ocupantes ilegales bajo la mirada indolente de las instituciones del estado ha talado, quemado y están sembrando sin control hortalizas y leguminosas en áreas consideradas “Zona Protectora del Embalse Dos Cerritos”, con la que se surten de agua más de dos millones de personas distribuidos entre los municipios Morán, Jiménez y el 85% de Iribarren.

Por Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.

Esta ocupación ilegal se ha convertido en un secreto a voces entre los más de 40 mil pobladores de las montañas de Morán. En lugares como Curumato, Guarico, Villa Nueva, Anzoátegui, Humocaro Bajo y Humocaro Alto reina el miedo y la impotencia, porque son pocos los que se atreven a denunciar a unos supuestos campesinos que se escudan en una ideología política, para arrasar con un reservorio natural, secando nacientes de agua, desviando los cauces de los ríos y provocando la sedimentación en Dos Cerritos, disminuyendo, según expertos la vida útil de esta represa.

“La cuenca alta del río Tocuyo ha venido sufriendo alteraciones producto de la deforestación y eso es preocupante porque su extensión es de 1.8 millones de hectáreas (440 kilómetros). Es decir, el daño que le están provocando afecta a tres estados del país: Trujillo, Lara y Falcón que sufren las penurias de la escasez de agua actualmente. Este río desemboca en el Mar Caribe”, explicó Antonio Chávez, licenciado en Ciencias Forestales y exdiputado del Consejo Legislativo del estado Lara, entre los años 2004-2012.

El río Tocuyo nace en el Páramo de Cendé, municipio Carache de Trujillo, impacta siete de nueve municipios de Lara (a excepción de Palavecino y Simón Planas) y atraviesa siete municipios de Falcón, entre los que se encuentran Unión, Federación, Cacique Manaure, Monseñor Iturriza, Acosta. Se divide además en 16 subcuencas a través de una serie de ríos y quebradas.

 

Desde 1990 existen dos decretos para su protección, el primero es el número 1.226, de fecha 2 de noviembre, que delimita una poligonal de 71.940 hectáreas consideradas zona protectora de la cuenca alta del río Tocuyo, que es un tipo de Área Bajo Régimen de Administración Especial (Abrae). El segundo decreto es de esa misma fecha y es el número 1.227, en el que se dicta el Plan de Ordenamiento del Territorio y el Reglamento de uso de la Zona Protectora de la Cuenca Alta del Río Tocuyo Sector Dos Cerritos. Según ambientalistas, ambas normativas se violan flagrantemente en Morán, sin actuación del Ministerio de Ecosocialismo, Ministerio de Agua ni la Fiscalía Ambiental.

Para leer la nota completa ingresse AQUÍ