Guariqueños cansados de los cuentos del régimen piden culminar obras que quedaron en ruinas

Guariqueños piden culminación del Pdval en Guayabal y el terminal de pasajeros en Altagracia de Orituco

 

 

 

 

Muchas han sido las infraestructuras abandonadas y desatendidas por las administraciones chavistas que han pasado por la gobernación y alcaldías del estado Guárico durante los últimos años, y que están relacionadas con las áreas de transporte, alimentación, deporte, salud, entre otras.

Jeferson Sánchez // Corresponsalía La Patilla

Un ejemplo es el sistema ferroviario que atravesaría varios municipios de la entidad, una gran promesa que quedó en ruinas: túneles, rieles y gruesas columnas de concreto abandonados. En la actualidad, habitantes de algunas zonas guariqueñas exigen la culminación de la obra para la atención de las comunidades.

Otro es el Pdval que debía funcionar en la capital de la municipalidad San Gerónimo de Guayabal, donde hoy en día solo se evidencian vestigios de lo que sería un gran centro de acopio para surtir de comida al sur de esta zona llanera del país.

Aquí desvalijaron ese galpón y a nadie le duele. Todo no es culpa del bloqueo. Esto es falta de gobierno. Es importante que lo recuperemos lo más pronto posible”, dijo el vecino Leonel Hernández.

Guariqueños piden culminación del Pdval en Guayabal y el terminal de pasajeros en Altagracia de Orituco

 

 

 

El terminal de pasajeros que debía funcionar en Altagracia de Orituco desde hace más de 20 años, aún no ha sido culminado, y a pesar de haber mostrado importante avance en su construcción, la delincuencia ha ido sustrayendo piezas progresivamente, ante la indiferencias de las autoridades municipales.

Esta obra se ha convertido en otro elefante blanco que, de acuerdo a datos aportados en el portal Web de Alta, la inversión para su construcción roza el millón de dólares y hasta la fecha no ha aparcado el primer bus en sus instalaciones.