Brasil registró la cifra más alta de muertes por Covid-19 desde noviembre de 2021

Imagen de un cementerio en Manaos en medio de la pandemia de coronavirus, en el estado de Amazonas, Brasil. Mayo 07, 2021. REUTERS/Bruno Kelly

 

Brasil registró este martes 487 muertes por covid-19, la cifra más alta de fallecidos desde noviembre pasado, y 183.722 casos de la enfermedad, lo que supone la segunda peor marca de contagios desde el inicio de la pandemia, hace casi dos años.

El país suramericano no notificaba tantos decesos vinculados al coronavirus desde el pasado 13 de noviembre, cuando alcanzó los 731, según los datos del Ministerio de Salud.

Las 487 muertes reportadas en las últimas 24 horas están aún muy lejos de las 4.249 del 8 de abril de 2021, máximo histórico desde el inicio de la pandemia, pero marcan una tendencia al alza preocupante en el país.

El récord de infectados en un sólo día lo alcanzó el pasado 19 de enero, cuando llegó a los 204.854, en medio la nueva ola de la pandemia que Brasil enfrenta desde que comenzó este 2022.

La rápida diseminación de la contagiosa variante ómicron ha disparado los positivos por covid-19 en pocas semanas y comienza a presionar los hospitales de algunas regiones del país.

Por ejemplo, la tasa de ocupación de camas de terapia intensiva en el Distrito Federal de Brasilia ha llegado al 100 % este miércoles, según la Secretaria de Salud de la capital brasileña.

Del total de pacientes con covid-19 que están en las Unidades de Cuidados Intensivos de Brasilia, un 90 % son personas que no se vacunaron o no tienen completo el ciclo de inmunización.

Desde el arranque de la campaña de vacunación, el 17 de enero de 2021, un 75 % de los 213 millones de brasileños tiene puesta la primera dosis y un 70 % está con la pauta completa.

Brasil es el segundo país del mundo con más fallecidos por covid-19, con 623.843, justo después de Estados Unidos, y el tercero con más positivos, con 24.311.317, tras EE.UU y la India.

Los especialistas epidemiológicos observan que las próximas semanas serán difíciles, con una tasa de transmisión muy elevada, y han pedido a las autoridades brasileñas reforzar el sistema público de salud para evitar que colapse una vez más. /EFE