¿Las vacunas contra el coronavirus que se aplican en Venezuela son efectivas contra la variante delta?

EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo

 

 

 

La vacunación contra el Covid-19 se realiza en Venezuela con la aplicación de solo dos inmunizadores, la rusa Sputnik V y la china Sinopharm, mientras que con el paso del tiempo comienzan a detectarse casos de nuevas variantes en el país como la recientemente confirmada cepa delta.

Según afirmó el líder de la dictadura venezolana el pasado 25 de julio, hasta ese día “se había inmunizado” a un total de 3.612.473 venezolanos. Al mismo tiempo aseguraba que se habían detectado dos casos de la variante delta de personas que llegaron del exterior. Ambos están aislados y recibiendo tratamiento.

En medio de la vacunación contra el Covid-19 en el mundo han ido surgiendo nuevas variantes y las personas se preguntan si los inmunizadores que se aplicaron o se aplicarán son seguros y las protegerán de estas nuevas cepas descubiertas y que se mantienen activas en gran parte del planeta. Te contamos qué dicen los estudios y desarrolladores sobre la efectividad de las vacunas que son aplicadas en Venezuela ante la variante delta.

Vacuna de Rusia Sputnik V

Este lunes 26 de julio, los desarrolladores de la vacuna anti-Covid rusa Sputnik V aseguraron que el preparado es eficaz contra todas las mutaciones del coronavirus, incluidas las variantes surafricanas y la delta. Una afirmación que hacen luego de que saliera a luz un estudio estadounidense que señala que el inmunizador no es tan eficiente contra la variante beta de Suráfrica.

“El estudio del Instituto Gamaleya publicado el 12 de julio en la revista internacional Vaccines y revisado por colegas demostró los títulos neutralizantes del virus protector de Sputnik V contra todas las mutaciones diferentes, incluidas las variantes surafricanas y delta”, señaló el equipo de la vacuna rusa.

A Venezuela han llegado 1.430.000 vacunas Sputnik V de las 10 millones de dosis que arribarían al país en el transcurso del año y que fueron compradas por medio de un convenido entre Venezuela y Rusia. Además, sobre las segundas dosis poco se sabe y muchas personas vacunadas siguen esperando tras haberse aplicado la primera.

La escasez de las dosis ha sido denunciada no solo por personal médico y pacientes sino también por la ONG Médicos Unidos.

Con información de El Pitazo.