El plan secreto de Laporta para juntar a Messi y Cristiano Ronaldo en Barcelona

El delantero portugués de la Juventus, Cristiano Ronaldo (L), pasa junto al delantero argentino del Barcelona Lionel Messi durante el partido de fútbol del grupo G de la Liga de Campeones de la UEFA entre el Barcelona y la Juventus en el estadio Camp Nou de Barcelona el 8 de diciembre de 2020 (Foto de Josep LAGO / AFP).

 

Desde su llegada a la presidencia del Barcelona, Joan Laporta encara la reconstrucción de un club que encontró en ruinas y que estaba a punto de perder a su máximo patrimonio y al ídolo más grande de su historia: Lionel Messi. Su retorno a la mesa de decisiones del Barsa posibilitó que el astro argentino reviera su idea de abandonar la ciudad como lo había expresado antes del final de la temporada a través del famoso burofax y abrió un panorama de esperanza para el pueblo catalán.

Por Clarín

Laporta tuvo que generar una ingeniería sin precedentes para hacerle una oferta que conformara a Messi y, a la vez, diagramar las incorporaciones de un equipo competitivo que sedujera al astro. Según el presidente de LaLiga de España, Javier Teibas, el Barsa deberá reestructurar una deuda de 525 millones de euros para retener a Messi. Según el diario AS de España, hace 6 meses que el mandamás blaugrana trabaja en eso y ya estaría a tiro de los acreedores. El mismo medio cuenta que Jorge Messi, el padre de Leo, está en España y sólo faltan limpiar algunas pelusas del nuevo contrato.

“Leo tenía sobre la mesa propuestas que casi triplicaban lo que le da el Barça, pero quiere quedarse en su casa porque Laporta le ha dado el cariño que demandaba”, asegura el medio español.

Con la renovación de Lionel Messi encaminada, ahora Laporta encara en secreto un plan maestro que suena a utopía: juntar en el blaugrana a los cracks mundiales de la última década, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

Hace unos días, CR7 declaró que ya tiene el futuro asegurado y que, a partir de ahora, lo económico no es la prioridad en su vida, lo que hace pensar que el desafío de jugar con Messi (su eterno rival) podría seducirlo.

Para leer la nota completa ingrese AQUÍ