Covisol: La diferencia entre limpiar y desinfectar

Todos queremos retomar nuestras actividades regulares y rutinas diarias, sin temor a contagiarnos con Covid-19. Pero la pandemia no ha terminado. En Cruzsalud queremos ayudarte a reactivarte de forma segura, tomando las medidas adecuadas.

Se puede decir que limpiar y desinfectar son dos etapas de un mismo proceso. La primera etapa es la limpieza, que no es más que la eliminación de la suciedad de las superficies, junto a las grasas e las impurezas que sirven de protección a los microorganismos. Una vez que los microorganismos están vulnerables, puede procederse a la desinfección, que consiste en usar productos capaces de matar gérmenes, virus, bacterias o esporas. Dependiendo del tipo de microorganismo, un desinfectante podría no ser completamente efectivo, si previamente no se ha hecho una limpieza cuidadosa.

El coronavirus causante de la pandemia actual tiene la peculiaridad de poseer una membrana de lípidos que lo protege y hace que sus moléculas sean particularmente pegadizas. El poder de desinfección total de Covisol radica justamente allí: es un producto único, con poder de limpiador capaz de descomponer esa membrana de lípidos; y un desinfectante suficientemente potente para eliminar el Covid-19 por completo. Todo en un mismo producto.

Reanudar sin bajar la guardia

En un documento destinado a orientar a las organizaciones rumbo a la reanudación de sus actividades, la Comisión de Salud Pública de Boston desarrolló una guía para limpiar y desinfectar contra Covid-19. Entre la lista de insumos especificados en ella, están: jabón o detergente, desinfectante, guantes, máscaras desechables y lentes. Si bien el documento no incluye una sugerencia específica en cuanto al jabón o detergente a utilizar, sí recomienda emplear desinfectantes que estén en la lista publicada por la EPA (Agencia de Protección del Medioambiental, por sus siglas en inglés), sobre productos específicos contra covid-19. Las sales de amonio cuaternario, componente activo de Covisol, son parte de esa lista.

El SARS-CoV2 aún está entre nosotros. Reanudar nuestras actividades de forma segura, requiere que sigamos manteniendo el distanciamiento social y otros hábitos orientados a reducir el riesgo de exposición al virus. En la actual situación sanitaria, es conveniente contratar servicios de desinfección en espacios públicos y privados de mediano y alto tránsito de personas; como lugares de trabajo, empresas, planteles educativos, ascensores, mobiliario, vestuarios y vehículos, etc.

Todos tenemos la responsabilidad de garantizar que nuestras comunidades sean lo más seguras posible para reabrir y mantenerse abiertas.