ALnavío: ¿Lo sabía Franklin Roosevelt? El ataque a Pearl Harbor es el origen de las teorías de la conspiración

Japón atacó por sorpresa la base naval de Pearl Harbor el 14 de diciembre de 1941 / Foto: WC

 

Pearl Harbor: Aviso y decisión, de Roberta Wohlstetter. “Es, en mi opinión, una obra de extraordinaria relevancia, tanto para el campo específico de la inteligencia estratégica como del análisis político en general. Su impacto no se limita al logro puramente académico, sino que incide sobre la formulación de políticas en los campos de la estrategia, la organización de los servicios de inteligencia, el análisis político en términos más amplios”.

Por Aníbal Romero | ALnavio.com

El sorpresivo ataque japonés a la base naval de Pearl Harbor, que tuvo lugar el día 7 de diciembre de 1941, se convirtió casi de inmediato en un evento fundamental para la historia y la autoconsciencia colectiva de la sociedad estadounidense. La imagen de docenas de aviones de guerra japoneses bombardeando los buques de la armada norteamericana, anclados en sus muelles en Hawai, como si se tratase una práctica de tiro al blanco, ha sido recreada en incontables películas de Hollywood y discutida casi hasta la saciedad en multitud de artículos y libros.

Como ocurre casi siempre cuando se producen estos eventos inesperados, aún hoy siguen tejiéndose teorías conspirativas acerca de lo ocurrido, que rechazan las explicaciones convencionales y persiguen hipótesis alternativas, usualmente fantasiosas. Ello a pesar de que el Congreso de Estados Unidos encargó, poco después de lo sucedido, una investigación detallada sobre los antecedentes políticos y militares del evento, su desarrollo y consecuencias, y el informe final se materializó en 39 gruesos volúmenes, que cubren con admirable minuciosidad el proceso que condujo a la sorpresa asestada por la armada japonesa.

Lea el artículo completo en ALnavio.com