UE: Para lograr una solución en Venezuela, la Asamblea Nacional debe respetarse

asamblea
El Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell Fontelles, llega a una Cumbre de la Unión Europea en el edificio Europa en Bruselas el 12 de diciembre de 2019.(Foto por Kenzo TRIBOUILLARD / AFP)

 

El 16 de diciembre, la Corte Suprema de Venezuela y la Asamblea Constituyente no reconocida despojaron a otros cuatro miembros de la Asamblea Nacional, Jorge Millán, Hernán Alemán, Carlos Lozano y Luis Stefanelli, de su inmunidad parlamentaria otorgada constitucionalmente.

Por Consejo de la Unión Europea
Traducción libre de lapatilla.com

Esta decisión, que siguió a la solicitud de la Corte Suprema sobre la base de las acusaciones del Fiscal General, es una violación grave de las disposiciones constitucionales, el estado de derecho y el principio democrático de separación de poderes. Las acciones en curso contra los miembros de la Asamblea Nacional, incluidos el acoso, la intimidación y las detenciones arbitrarias, están obstaculizando el trabajo constitucional de la Asamblea Nacional.

La Unión Europea (UE) reitera que solo se puede lograr una solución pacífica y política si la Asamblea Nacional, el único órgano elegido democráticamente en Venezuela, se respeta plenamente y sus miembros pueden llevar a cabo sus prerrogativas constitucionales libremente.

Solo un camino democrático resolverá de manera sostenible la crisis venezolana y pondrá fin al sufrimiento de la población. La organización de elecciones presidenciales libres y creíbles monitoreadas internacionalmente y el restablecimiento democrático de las instituciones estatales, incluido el Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Corte Suprema de Justicia son esenciales para una solución duradera en Venezuela. En particular, es de suma importancia que la Asamblea Nacional establezca un CNE nuevo, independiente y transparente, totalmente inclusivo y equilibrado en su representación y composición.

La UE hace un llamado a los actores venezolanos para que participen en una negociación creíble, representativa e inclusiva y se compromete a apoyar estos esfuerzos, especialmente a través del Grupo de Contacto Internacional. La UE continuará monitoreando la situación y está lista para usar sus instrumentos disponibles para promover la democracia, el Estado de Derecho y los Derechos Humanos, incluidas medidas específicas que no perjudiquen al pueblo venezolano. La UE también mantendrá su asistencia y considerará nuevas medidas para aliviar la crisis humanitaria en Venezuela.